CUANDO LA CIRUGÍA ESTÉTICA SE CONVIERTE EN ADICCIÓN

Las estrellas no saben que hacer con su rostro, tenemos el claro ejemplo de Michael Jackson, con unas de las mayores cantidades de cirugía estética, además de la cantante Cher, de Joselyn Windestein, conocida como la mujer gato y muchos otros cantantes y estrellas de cine, pero ¿que los lleva a no sentirse contentos con su  imagen?


             Carla Bruni adicta al botox.

Según el cirujano plástico de New York, Sydney Coleman, se debe a una condición médica llamada trastorno dismórfico corporal, que afecta a hombres y mujeres y se caracteriza por exagerar algún defecto o ver algún defecto que nadie percibe  y cuando se operan nunca están conformes con los resultados.


 
 

 Mujer gato Joselyn Windestein
 

La presión de la fama, la búsqueda de la belleza perfecta, no envejecer  y los fans los hace querer verse mejor cada día, y se vuelven obsesivos con su imagen, las muchas cirugías los hace verse distintos a lo que eran, con distintas facciones sin poder sonreir, su imagen cambia y ya no son los mismos, se vuelven irreconocibles.




En el caso de Cher las cirugías la favorecieron.



 

 

 
Lucía Mendez, perdió su belleza.




Hay que tener en cuenta que la mejor cirugía estética no se nota, Megan Fox su cirugía sigue resaltando su belleza.


Finalmente el cirujano puede identificar en la consulta, si su paciente necesita una consulta psicológica inicial para que no tenga falsas expectativas sobre los resultados.



Enlaces y fuentes:
Plastic.Surgery.com
sodahead.com
entertaiment.msn.co.nz
beautyandgroomingtips.com







No hay comentarios:

Publicar un comentario

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...