A CUIDAR LA PIEL DESPUÉS DEL SOL.

La piel es la más perjudicada por el sol del verano, nos gusta lucir bronceadas, aprovechamos el sol al máximo y por supuesto la vitamina D que trae consigo.
Sin embargo no cuidar nuestra piel antes y  después del sol trae como consecuencias, las manchas, las arrugas, pecas y en el peor de los casos el cáncer.




Durante un día de sol debemos ponernos debajo de la sombrilla y bloqueador de más de 40  FPS, si sales a caminar usar un sombrero de ala ancha que cubra hombros y cuello, y los lentes que también deben tener protección UV. Evitar exponerse al sol entre las 10 am y las 3 pm, momento en que  la radiación ultravioleta es más fuerte.




Al llegar a casa ducharse usando un gel, para eliminar el cloro de la piscina y/o la sal del mar.
Puedes añadir aceites de baño para humectar la piel y si quieres prolongar el bronceado, hacer una infusión en un litro de agua con 4 bolsitas de té, dejar enfriar y usarlo como  último enjuague, que te servirá como autobronceador.

Alimentos para mantener el bronceado y rehidratar la piel , son los que tienen betacaroteno como melón, papaya, zanahoria, tomate, albaricoque, además podemos consumir todas las frutas y verduras que contienen agua para hidratar el cuerpo.
También podemos hacer tratamientos caseros con mascarillas de zanahoria con aloe vera, fresas con aloe vera y  tomate con aloe vera, para engreir y humectar nuestra piel después del sol.
Un tratamiento muy refrescante para la piel es hacer una mezcla licuada de  aloe vera con pepino, y ponerlo sobre la piel envuelta en una sábana o toalla por unos 30 minutos, ayuda a eliminar la resequedad, tonificar la piel, los dos ingredientes son descongestionantes naturales.








es.paperblog.com
rusticae.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...